El Rusevilla FS Talavera firma la permanencia en la categoría tras igualar un partido que parecía perdido

Los chicos se Sergio Jiménez ‘Pollo’ lograron en siete minutos devolverle un parcial de 0-4 al Obispo Perelló para terminar consiguiendo el punto que necesitaban para seguir un curso más en la categoría (4-4).

El Rusevilla Fútbol Sala Talavera por fin logró el objetivo que se había marcado para esta temporada, que no era otro que la permanencia en la máxima categoría: La División de Honor de Juveniles. Lo logró a falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato liguero y lo hizo además a su estilo, como parece que nos tiene acostumbrados a lo largo de este campeonato liguero tan atípico a la vez que apasionante.

Y es que los chicos entrenados por Sergio Jiménez ‘Pollo’ iba a ser capaces de devolver a su rival, Agrupación Deportiva Obispo Perelló, un parcial de 4-0 firmando de esta manera un definitivo 4-4 que suponía el punto necesario para que los de Talavera de la Reina sigan en la categoría durante una temporada más.

 Iniciaría el encuentro con intercambio de golpes en los primeros compases pero serían los madrileños los que golpeaban a los seis minutos de juego con un remate de Lucas desde la frontal que superaba por debajo de las piernas a Aitor.

Trataba de dar réplica el conjunto celeste, que se encontraría con un muro en la meta rival. Un inspirado Charly detenía una tras otra de las acometidas de los talaveranos y la verdad es que no fueron pocas. Las tendrían Mario Arriero, Ethan, Zion, Mario Rejón…

Atacaba y atacaba el equipo local y el Obispo Perelló que se resguardaba, pero tampoco renunciaba a la meta rival. De hecho en el 17’ conseguiría hacer el 0-2 después de un saque largo del meta, una prolongación y un remate de Lebrijo al segundo palo para poner más tierras de por medio en el encuentro.

Sería este el resultado con el que nos íbamos al descanso aunque lo llegó a intentar de cinco también Talavera, que seguía estrellándose con un inspirado Charly y que se libraría de encajar el tercer tanto en un remate de Lucas que se iba al palo derecho de la meta defendida por Aitor.   

Inició la segunda mitad con un conjunto talaverano que se volcó aún más si cabe sobre la meta contraria y con un Obispo Perelló que seguía siendo la mar de resolutivo en sus acciones. De esta manera en el 21’ ponía Mario el 0-3 al llegar libre de marca al segundo palo en acción de transición y en el 25’ era Guille sacándose un potente zapatazo que se colaba por la misma escuadra, un golazo y el 0-4 en el electrónico.

Lo curioso de todo es que pese al castigo al que le estaba sometiendo el conjunto rojiblanco, los celestes no se iban a venir abajo e iban a seguir buscando la meta rival hasta que consiguieron por fin estrenar su cuenta anotadora. Sería Mario Arriero en el 27’ el que lograría poner el 1-4 en el electrónico tras una salida rápida a la contra de Aitor, un servicio de éste a Alberto y un envío medido al corazón del área para que lo rematase el capitán del equipo talaverano.

Fue la mecha que encendió el fuego del intento de remontada de los cerámicos, que en ese mismo minuto lograban recortar otro peldaño la diferencia después de que Ethan convirtiera un libre directo desde 15 metros sorprendiendo al meta y subiendo un 2-4 que seguía alimentando las ilusiones.

Y seguían y seguían los chicos de Sergio Jiménez ‘Pollo’ volcados sobre la meta rival. Así en el 31’ Aitor servía al corazón del área para Alberto y éste que se adelantaba a su par y al meta para, de cabeza, poner el 3-4. Quedaban poner la puntilla y esta la pondría el propio Alberto nuevamente con un taconazo sutil dentro del área para conseguir un 4-4 que igualaba un encuentro que se había puesto tremendamente cuesta arriba.

Le valía este empate a los de la Ciudad de la Cerámica, que aun así buscaron el quinto con Mario Arriero como ejecutor aunque sin poder batir a Charly. Más necesitaba la victoria Obispo Perelló y se lanzó en busca de ello dominando en el tramo final y encontrándose con un sublime Aitor que cerró las puertas a los oponentes para dejar un empate (4-4) que supone al Rusevilla FS Talavera la permanencia matemática cuando restan tres encuentros todavía por celebrarse.